Niños de la calle

ChildrenHope

Los niños de la calle en América Latina necesitan ayuda. Allí, 40 millones de niños viven en la calle y todos los días luchan para poder sobrevivir. El 70 por ciento de ellos viene de familias desestructuradas. El 57 por ciento de ellos se drogan para contrarrestar el frío y el hambre. Imagínese, lo que pasaría si se salvara a esos chicos del círculo vicioso de pobreza y violencia y se convirtieran ya desde niño de personas despreciadas en la esperanza de su país. Para darles a estos chicos una oportunidad de transformación, nosotros construimos 50 casas en toda América Latina. Allí, nuestros colaboradores les dan un nuevo hogar a los niños de la calle y hacen que el amor de Dios sea tangible. Cada niño está apoyado y cuidado hasta que pueda valerse por sus propios medios y haya sanado su personalidad para poder participar creativamente en su ámbito con sus talentos. Con este fundamento están capaces de lograr ser los modelos y líderes de su país. Los niños de la calle lo pueden lograr.

Nuestras áreas de trabajo

Casas de transformación.

 

En estos hogares infantiles, les damos a los niños de la calle un nuevo hogar. Aceptamos niños de seis hasta diez años. La mayoría de las veces, pasan varios años en una de nuestras Casas de Transformación, hasta que pueden mantenerse por sus propios medios y adquirir una personalidad saludable. Viven juntos con nuestros colaboradores, como una gran familia y reciben apoyo individual en sus talentos. Con esta fundación se convierten en modelos a seguir y líderes de su país.

Guardería

 

En nuestra guardería, los niños entre uno a tres años de edad pueden jugar de manera segura y disfrutar de un almuerzo diario y mucha atención personal. A menudo vienen hambrientos y descuidados, ya que sus madres, en su mayoría solteras, tienen que mantenerse solas. No tienen tiempo para sus hijos. Por lo tanto, la guardería es un nido cálido para los más pequeños, en el que pueden convertirse en personalidades estables.

Trabajo de prevención

 

Los niños de barrios de emergencias en América Latina no poseen juguetes, sino tienen que trabajar desde muy pequeños como los adultos. Hay una falta de apoyo en todos los aspectos. En este entorno organizamos varias veces a la semana tardes abiertas y actividades lúdicas. Ofrecemos a los niños y adolescentes de diferentes edades de tres a 25 años un lugar para la creatividad, como pintura, manualidades y artesanías. De la misma manera pueden aprender a tocar un instrumento o bailar y hacer deporte. Además, ofrecemos talleres de aprendizaje para los padres. De esta manera, ayudamos a evitar que estos niños y jóvenes se convierten en niños de la calle.

Conviértense en un padrino

Cinco argumentos para un patronazgo.

Con una donación fija y regular los padrinos apoyan a un niño en nuestra Casa de Transformación o en nuestra guardería. Este tipo de soporte vale la pena al menos por cinco motivos:

  1. ¡Su dinero llega! - Su contribución será utilizada sin deducción exclusivamente para el niño apadrinado.
  2. ¡No es una gota en medio del océano! - Promoción individual de niños en un entorno familiar.
  3. ¡Los niños son el futuro de su nación! - Puedes invertir hoy en las personalidades de mañana.
  4. Resistencia. - Los niños en una Casa de Transformación se quedan hasta la finalización de su educación.
  5. Accesibilidad - Usted puede establecer contacto personal con su ahijado.

Como padrino, usted decide apoyar a un niño con una donación mensual durante un período de tiempo:

  • El importe fijo mensual puede oscilar entre 30 € a 150 €.
  • Se utiliza para cubrir las necesidades básicas del niño en cuanto a vivienda, comida, juegos, pero también salud, educación y formación.
  • Usted decide cuánto tiempo desea tomar el padrinazgo. En nuestras Casas de Transformación generalmente acompañamos a los niños desde la infancia hasta la vida adulta.
  • Le sugerimos un niño o un adolescente para el patronazgo . Obtiene una imagen, así como información breve personal.
  • Usted recibirá información y correo de su ahijado regularmente. También puede usar el portal del padrino para quedarse directamente en contacto con su ahijado 

Así contribuye su cuota de padrinazgo:

  • A partir de 30 € al mes, usted financia los gastos de la comida de un niño.
  • Con 60 € al mes, usted financia la educación escolar de un niño.
  • Con 150 € al mes, usted cubre los gastos totales de un niño en una casa de transformación.

¿Tiene alguna pregunta? - Contáctanos:

 

Servicio para los padrinos:
E-Mail: tdi[at]tos-ministries.org

 

Quiero apadrinar a un niño.

Por favor, envíeme una propuesta para mi padrinazgo.

Protegemos sus datos personales

Nosotros procesamos sus datos personales para cumplir con nuestras obligaciones y servicios, de acuerdo con el Artículo 6, sección 1b del Reglamento General de Protección de Datos alemán. Para ese fin, la información en los formularios marcada como obligatoria es necesaria. Puede obtener más información en nuestra declaración de confidencialidad.

Un cambió de vida gracias a los padrinos y donadores

Ya no es un niño de la calle

César se había escapado de casa cuando tenía siete años. La violencia en su familia lo había llevado a lo que ahora describe como el peor momento de su vida. Fue uno de los primeros niños de la calle que recibimos en la terminal de autobuses de Asunción, Paraguay. Allí recibía comidas calientes, podía ducharse y encontrar un lugar seguro para dormir. Más tarde, lo perdimos de vista. Hoy vive con su esposa y su hijo de un año, visita la casa de transformación de vez en cuando y cuenta su historia a los antiguos niños de la calle.
César de Paraguay

Sigue casada

Claudia planeaba dejar a Carlos porque él gastó el poco dinero con sus amigos y sus cinco hijos no tenían suficiente para comer y vestirse. Poco después de haber tomado la decisión, conoció las ofertas de TOS Dienste International e.V. El personal le aconsejó y junta a su esposo participó en los cursos del Centro Comunitario. Una reorientación de sus vidas los cambió a ambos y por primera vez se atrevieron a hacer un comienzo vinculante juntos. Hoy son una familia feliz de siete miembros
Claudia de Ecuador

Hoy estudia Empresariales

 

Eramos cinco y teníamos una habitación pequeña. Cuando tenía 10 años, empecé a ayudar a mi padre a vender comida en un pequeño puesto de desayuno. Para ello empezamos a las 3 de la madrugada. Cuando tenía 14 años, conocí el trabajo de TOS Dienste International e.V. Hicimos juegos y talleres. Más tarde aprendí a tocar el bajo y se me permitió tocar en la banda. Yo mismo dirigí un taller en algún momento y ahora dirijo nuestra velada juvenil, a la que asisten unos 30 jóvenes todos los sábados por la noche. Además, trabajo y estudio administración de empresas, que es algo realmente especial. De mi clase de la escuela, el 80 por ciento de las niñas quedaron embarazadas antes de tiempo y ahora la mayoría son madres solteras. El 30 por ciento de los niños de hoy en día siguen siendo drogadictos y tal vez el 30 por ciento estudia como yo.
Daniela de Perú